Make your own free website on Tripod.com

Los Filósofos

GLOSARIO
LOS FILÓSOFOS
GLOSARIO
Otro ensayo...
Un ensayo ...
ETIENNE BONNOT CONDILLAC
JOHN DEWEY
IMMANUEL KANT
FRANCIS BACON
JOHN LOCKE
GEORGE BERKELEY
CHRISTIAN VON WOLFF
RENÉ DESCARTES
GOTTFRIED WIHELM LEIBNIZ
BARUCH SPINOZA
DAVID HUME

Aquí puedes consultar algunos términos y aclarar tus dudas.

COGITO. Voz latina que significa “yo pienso”, de amplio uso en la filosofía. El término alude de forma abreviada a la expresión latina cogito ergo sum (pienso luego existo) con la que Descartes enuncia el principio fundamental de la filosofía moderna. Dicho principio sostiene que mi pensamiento, esto es, mi capacidad de juzgar lo que es verdad y lo que no es en sí mismo algo indudable, algo absolutamente cierto a partir de lo cual puedo establecer nuevas certezas.

 

DEDUCCIÓN. Proceso según el cual a partir de ciertos enunciados o premisas se derivan otros llamados conclusiones. Proceso del que se pueden sacar consecuencias de un principio, proposición o supuesto.

 

DESEOS. Movimientos energéticos de la voluntad hacia el conocimiento, posesión o disfrute de una cosa. Tendencia o impulso hacia algo, que no implica necesariamente voluntad seria y comprometida de conseguirlo, aunque al mismo tiempo siempre queda abierta la posibilidad de obtenerlo.

 

EMOCIÓN. Una de las tres afecciones del alma según la psicología (sentimiento, emoción y pasión), respuesta afectiva ante una situación que perturba nuestro espíritu.  Agitación del ánimo.

 

FILOSOFIA. Es una actividad teórica que consiste en reflexionar y comprender qué es y cuál es el sentido, bien de un concepto o aspecto más o menos relevante en nuestra experiencia del mundo (la libertad, la sociedad, el lenguaje), bien de la realidad o del ser en general. Es fundamentalmente, búsqueda de la verdad. Hay que entender la filosofía como una cuestión de vida que es también cuestión de supervivencia más allá de la vida.

 

INDUCCIÓN. Argumentación que, partiendo de proposiciones particulares, infiere una afirmación de extensión universal. Se le considera un tipo de razonamiento opuesto a la deducción.

 

INTUICIÓN. Conocimiento inmediato de un objeto, lo que implica su visión; también se ha definido como conocimiento inmediato de una verdad.

 

JUICIO. Facultad intelectual, mediante la que el hombre puede distinguir lo verdadero de lo falso y lo bueno de lo malo.

 

LEGITIMACIÓN. Acto jurídico con el que se hacen desaparecer, por medios legales, los caracteres de ilegitimidad de una situación, la incapacidad para desempeñar cierto cargo o profesión.

 

LEGITIMAR. Probar o justificar la verdad de una cosa o la calidad de una persona.

 

METAFÍSICA.  Comúnmente  tiene sentido de especulativo, opuesto a fáctico o real. Es también título de una de las obras filosóficas fundamentales de Aristóteles. 

 

MÓNADA. Entidad capaz de explicar la realidad sin acudir a supuestos sensibles y mecánicos, sino más bien a conceptos inteligibles y dinámicos. Partes independientes en un todo armónico.

 

MORAL. Reglas o normas que rigen la conducta personal y social del hombre. La existencia de acciones  y actividades susceptibles de valoración moral se fundamenta en el hombre como sujeto de actos voluntarios. Por tanto, la moral se relaciona con el estudio de la libertad y abarca la acción del hombre en todas sus manifestaciones.

 

PASIÓN. El término pasión tiene diversos significados  en el lenguaje filosófico: 1) en Aristóteles, “afección”, modificación de un ente, lo afectado; categoría opuesta a acción (lo que modifica); 2) equivalente a emoción, y 3) tendencia que domina totalmente la personalidad (tanto la razón como la voluntad. En relación con este último significado las pasiones fundamentales (amor, odio, esperanza y miedo). Con el romanticismo, este término adquirió un valor positivo, y las pasiones fueron consideradas por Hegel como instrumentos o medios utilizados por la razón para llevar a término los fines del espíritu. Nietzsche vio en las pasiones el síntoma de la fortaleza y salud de un carácter, puesto que en ellas se ordenan hacia un único fin las potencias internas y externas del individuo.

 

PODER. Dominio, facultad y jurisdicción que uno tiene para mandar o ejecutar una cosa. Tener expedita la facultad o potencia de hacer una cosa.

 

RAZÓN. El término “razón” puede significar una facultad mediante la cual se obtienen conocimientos universales y necesarios, y también puede significar aquel “fundamento” que nos suministra la explicación de algo: se habla así de la razón “de ser”, “del acontecer” o “del obrar”.

 

RELIGIÓN. Conjunto de creencias y prácticas relativas a lo que un individuo o grupo considera como sagrado, en particular la divinidad.

 

SENSACIÓN. Percepción consciente de un estímulo mediante los sentidos. Aprehensión de las cualidades sensibles (colores, formas, olores, etc.) de los objetos.

 

SENTIMIENTO. Estado psíquico de carácter intencional por el que afectivamente –y no intelectualmente- se conoce un objeto. 0estado afectivo que acompaña a las emociones y las pasiones, y de las que depende su tonalidad afectiva.

 

VALORES. Cualidades que poseen algunas realidades, llamadas bienes, por las cuales son estimables. El término valor traduce el término clásico “bien” o “bondad”. Sin olvidar los planteamientos de Kant en este terreno, es  partir de Lotze y, sobre todo, de Nietzsche, cuando “valor” significa el objeto intencional de un juicio acerca de la vida acerca del “sentido” de ésta. Por otro lado, el término “valor” es recogido por las ciencias sociales, y en este sentido significa aquello que orienta y “motiva” la conducta de un sector social; los valores son siempre entidades colectivas de índole “cultural”.

 

VOLUNTAD. Potencia del alma, que mueve a hacer o no hacer una cosa. En la filosofía escolástica se planteó el problema de las relaciones existentes entre entendimiento y voluntad, con lo que se hace posible una solución “intelectualista” que tendía a subordinar el acto volitivo a ala intelección y una solución. “voluntarista” que suponía una autonomía del momento voluntario. El primado de la voluntad sobre el intelecto halla su máxima expresión en la metafísica de Schopenhauer, para quien la voluntad es ante todo un principio ontológico: justo aquel principio que explica en último término la realidad. Nietzche quiso terminar de una vez con todo intelectualismo y proclamar como único principio real una “voluntad de poder” que hace inteligible la “vida”.